Diferencia entre Coaching (Realista) y Terapias

Hay mucho que decir sobre este tema. Cuando explico qué es el coaching, hay algunos terapeutas que aseguran que eso es lo que ellos hacen. Quiero pensar que después de varios años de estudios ellos aportan más de lo que puede aportar un coach. Sin embargo, debido precisamente a estos estudios, lo que ellos aportan tiene que ver con comprender, diagnosticar y conocer respuestas a lo que le sucede al cliente. El coaching prescinde de todo esto porque es un proceso de acompañamiento desde un coach que no se posiciona respecto al problema del usuario.

Esta falta de posicionamiento del coach es uno de los motivos por los que no se deben aceptar usuarios con problemas mentales, patologías, etc. Porque ellos necesitan a un profesional con un conocimiento profundo sobre la mente humana.

El conocimiento del coach gira en torno a la capacidad de dar libertar a la mente para que explore, descubra y decida. Si esto se hiciera con una persona con una patología los resultados podrían ser muy negativos, ya que estamos dando control a una mente errada en sus procesos mentales.

He preguntado a psicólogos que en un principio no conocían mi modo de trabajo y las conclusiones son que el Coaching Realista es muy distinto a lo que ellos hacen, aunque usemos términos similares. 

Os dejo aquí una conversación que tuve con una psicóloga a raíz de una sesión que publiqué.

Nuria:

Soy psicóloga y estoy adentrándome en el mundo del coaching. En este caso veo que el objetivo inicial que es empoderarse o tener seguridad a la hora de abordar a los clientes se convierte al final en otro diferente que es conseguir llamar a clientes antiguos sin sentirse mal. Creo que ella tiene una emoción predominante que es el rechazo, negado en este caso por verguenza o miedo. Es decir utiliza la verguenza o el miedo como mecanismo para negar la emoción de rechazo o abandono. Parecería interesante trabajar la culpa pero creo que ella no se siente realmente culpable al llamar sino que lo que le importa es no ser descubierta (sentirse rechazada). El coaching estaría bien si profundizase y trabajase también a niveles profundos.En este caso concreto dudo que ella termine haciendo las llamadas. Es solo una opinión, admiro tu trabajo. Abrazos

Carlos: 

Hola Nuria. Ten en cuenta que al ser coaching, y no psicología, no analizamos si tiene una emoción predominante, ni si utiliza la vergüenza. El coaching delega en el cliente las decisiones y el aprendizaje. Si finalmente no realiza las llamadas, se vería en una segunda sesión. El coach (al menos en el Coaching Realista) no tiene herramientas y quiere valorar esas cosas. Acompaña al cliente en su camino, pero no le muestra información que él no haya observado. Te agradezco mucho el comentario. Un abrazo

Nuria:

Hola ! Entiendo. Sólo que cuesta no darle profundidad o hacer un análisis más profundo desde la psicología. Pruebo mi primera sesión de coaching como cliente en una semana, me dejaré llevar. No sé si hay algún tipo de coaching más relacionado con esto que te comento de la profundidad. Estoy barajando opciones para ver en qué escuela apuntarme. Un abrazo, seguiré bicheando sus vídeos.

Carlos:

Yo considero que el coaching es esa práctica que comenzó con J. Whitmore hace unas décadas. Ese coaching es en esencia no directivo. Presenta al coach como un ignorante en la vida del cliente y en las técnicas psicológicas. Desde ese punto de vista, el coaching no debe profundizar a partir de lo que el coach cree observar. Todo aquello que comience con un descubrimiento o una conclusión del coach es, a mi entender, una práctica directiva y da demasiada responsabilidad al coach. Entiendo que para alguien que observa lo que comentas que estás observando, es difícil no aprovechar la indagación en esa línea. Pero, como digo, el coach confía en que el cliente encontrará su camino sin necesidad de ser ayudado. 

 

Esta es la sesión de la que hablamos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.