¿Necesito un certificado para hacer coaching?

Si quieres ser contratado como coach profesional en una empresa, seguramente te pedirán un certificado de International Coach Federation (ICF) o similar. Si tu intención es emprender por tu cuenta y trabajar con personas, no lo necesitarás. En este artículo te explico por qué.

Hay que tener presente que no existe una certificación oficial de coaching, a pesar de que muchas escuelas quieran dar a entender que ofrecen certificados oficiales e internacionales en sus programas de formación. La profesión de coaching no está reconocida ni regulada, por lo tanto, no cuenta con una certificación oficial. Incluso la formación en coaching ofrecida por universidades públicas, es una titulación privada. 

Lo que sí existen son asociaciones de coaching más o menos reconocidas. Si una empresa o una entidad pública buscan un coach, es muy posible que soliciten que un certificado de alguna asociación de renombre, ahora mismo la más reconocida es ICF (International Coach Federation).

Cuando hace años me formé en coaching, también busqué mis certificados de ICF coaching y me inscribí en varios cursos esperando que ofrecieran altos estándares de calidad. Con el tiempo descubrí que la mitad de la formación estaba “certificada” por cada escuela, pero no por ICF. En cualquier caso, yo logré mi certificado ICF y, cuando dejé de pagar la cuota anual, dejé de estar certificado. 

En todos estos años y tras miles de horas de coaching, creo que ningún cliente personal me ha pedido jamás un certificado. Sí lo he visto en ofertas de trabajo de empresas que buscaban coaches profesionales, en este caso pedían una certificación ICF coaching. En Aquella época era casi la única reconocida, ahora hay más. 

Me han contratado ayuntamientos, diputaciones, colegios y otras asociaciones. Incluso mi formación para padres está recomendada por el ministerio de educación y nunca nadie me pidió un certificado ICF, sólo vieron mi trabajo y me llamaron.

En cualquier caso, ten en cuenta que: 

No necesitas un certificado para ejercer como coach.

De la misma forma que no necesitas un certificado para ejercer como diseñador gráfico, escritor, cantante, etc.. No necesitas un certificado para ser coach, aunque las empresas que contratan coaches, son libres de solicitar el certificado que quieran. 

Legalmente, no lo necesitas. Sin embargo suele dar tranquilidad al coach, sobre todo si es novato. Yo mismo, cuando conseguí mi certificado, lo puse en la pared de mi despacho y lo miraba (metafóricamente hablando) para decirme que era coach, aunque no lo creyera del todo. Pero no lo decía yo, lo decía la ICF, así que yo no tenía que defender si era o no coach, porque era ICF quien lo decía por mí. Creo que es algo por lo que pasamos, en algún momento, casi todos los profesionales. 

Tener un certificado y saber hacer coaching son dos cosas diferentes. Muchos de nuestros alumnos tienen su certificación en coaching y se unen a la escuela porque que no han aprendido a hacer coaching. Ellos tienen su certificado, pero no aprendieron a hacer el coaching que querían hacer.

Si quieres un certificado de ICF, debes apuntarte a una de esas escuelas y asegúrate de que te ofrecen el certificado que quieres, porque muchas veces te perderás entre las siglas ACTP,  ACSTH, ACC, etc… Una formación ACSTH es formación reconocida por ICF, pero no es un certificado de aptitud, solo son horas reconocidas de formación. Si quieres un certificado ICF, deben ofrecerte un plan ACTP (Programa de Formación Acreditado) para ser ACC (Coach Asociado Certificado). Siendo ACC, tendrás que pagar una cuota anual a la ICF internacional si, además quieres pertenecer la ICF de tu país, tendrás que pagar una cuota extra. Ten cuidado, porque algunas escuelas ofrecen formación más económica diciendo cosas como “cumplir con los requisitos para obtener la acreditación ACC que otorga ICF” pero eso no significa que te entreguen el certificado, sólo te preparan para conseguirlo. 

El mundo de las certificaciones ICF es un negocio importante (para ellos), aunque entiendo que es algo que un coach novato (como lo fui yo), crea que necesita este documento para sentirse coach.

En resumen, si quieres un certificado para que las empresas te contraten como coach o para tú sentirte coach “oficial” de ICF busca una escuela que te ofrezca una formación ACTP para ser ACC, el resto de siglas no creo que te sirva.

Si quieres aprender coaching, busca una escuela que sea capaz de mostrarte demostraciones de coaching hechas por sus profesores y que te explique qué metodología vas a aprender y cómo son las clases.