¿Necesito un certificado para hacer coaching?

 

ECR-Logo-Transparente-500

¿Necesito un certificado para hacer coaching?

El certificado de coaching puede ser útil, pero no es necesario.

Hay que tener presente que no existe una certificación oficial de coaching, a pesar de que muchas escuelas quieran dar a entender que ofrecen certificados oficiales e internacionales. La profesión de coaching no está reconocida ni regulada, por lo tanto, no cuenta con una certificación oficial.

Lo que sí existen son asociaciones de coaching más o menos reconocidas. Si una empresa o una entidad pública buscan un coach, es muy posible que soliciten que un certificado de algun asociación de renombre, ahora mismo la más reconocida es ICF.

Cuando hace años me formé en coaching, también busqué mis certificados de ICF y me inscribí en varios cursos. Con el tiempo descubrí que la mitad de la formación estaba "certificada" por la escuela, pero no por ICF. En cualquier caso, yo logré mi certificado y, cuando dejé de pagar la cuota anual, me lo retiraron. 

En todos estos años y tras miles de horas de coaching, creo que ningún cliente me ha pedido jamás un certificado. Sí lo han hecho las empresas que buscaban coaches, en este caso me pedían una certificación ICF. En Aquella época era casi la única reconocida, ahora hay más. 

En cualquier caso, ten en cuenta que: 

No necesitas un certificado para ejercer como coach.

De la misma forma que no necesitas un certificado para ejercer como jugador de futbol, trapecista o diseñador gráfico.

Si una entidad te quiere contratar como profesional de una profesión no regulada, querrá conocer tus habilidades, además de tu currículo y una titulación que avale tu formación. A día de hoy lo más común es pedir una certificación en la que la empresa confíe o, por lo menos, que les suene.

Esta petición me parece muy legítima, ten en cuenta que, cuando un empleado es el responsable de seleccionar coach para una entidad o un organismo público, buscará un medio para no equivocarse al contratar y requerir un certificado reconocido por el entorno, es lo más seguro.

Legalmente, no lo necesitas. Sin embargo suele dar tranquilidad al coach, sobre todo si es novato. Yo mismo, cuando conseguí mi certificado, lo puse en la pared de mi despacho y lo miraba (metafóricamente hablando) para decirme que era coach, aunque no lo creyera del todo. Pero no lo decía yo, lo decía la ICF, así que yo no tenía que defender si era o no coach, porque era ICF quien lo decía por mí. Creo que es algo por lo que pasamos, en algún momento, casi todos los profesionales. 

El certificado de la Escuela de Coaching Realista es un certificado privado que sólo tendrá validez para quien confíe en nosotros. Sucede lo mismo con los certificados de coaching de las universidades, son privados. Muchos de ellos (si no todos) también están avalados por las correspondientes asociaciones (ICF, ASESCO, AECOP, etc...) y combinan el prestigio de la universidad y de la asociación. 

Tener un certificado y saber hacer coaching son dos cosas diferentes. Muchos de nuestros alumnos tienen su certificación en coaching y se unen a la escuela porque que no han aprendido a hacer coaching. Ellos tienen su certificado, pero no aprendieron a hacer el coaching que querían hacer. Son muchos quienes nos comentan que han pagado miles de euros por tener su certificado, pero con nosotros aprenden de verdad a hacer coaching.

Si quieres un certificado de ICF, debes apuntarte a una de esas escuelas y casi todas te entregan el certificado al terminar el curso, después de hacer un "examen" con un compañero que te lo pondrá muy fácil. Nosotros entregamos el certificado de aptitud cuando la persona demuestra su habilidad con cliente real a quien no conoce, no sólo por terminar el curso. Tenlo en cuenta, porque obtener la certificación de aptitud de la Escuela de Coaching Realista es más difícil que en la mayorías de escuelas de coaching.

La Escuela de Coaching Realista está fuera del círculo de las asociaciones y las certificaciones comerciales. Ese es uno de los motivos por los que nuestros cursos tiene un precio más bajo que el resto de escuelas. Ten en cuenta que, sólo el examen ante ICF, cuesta 400 euros. Por ese precio, con nosotros puedes participar en 12 clases de coaching en voz alta en las que harás coaching de verdad con la tutela del profesor.  

 

Después del curso ¿podré certificarme por ICF?

Todo lo que aprendes en la escuela, te será muy útil para obtener el certificado de ICF. Algunos alumnos que se han certificado después de pasar por la escuela de coaching realista, nos cuentan que en el examen deben fingir un poco, ser más directivos y disimular en algunos momentos. Igual que si un conductor de coches de carreras tiene que obtener una licencia estándar, tendrá que evitar hacer ciertos alardes. 

Cuando seas coach realista, podrá presentarte al examen de ICF, siguiendo el proceso que llaman "portfolio". Cumplir con su burocracia, tener un mentor certificado y pagar las tasas de examen te costará unos 1.500 ó 2.000 euros. No sabrás más coaching, sólo habrá cumplido con sus requerimientos del proceso. 

¿Qué enseñáis en la Escuela de Coaching Realista?

Nosotros enseñamos lo que ves, ni más ni menos. Podemos llamarlo coaching, coaching realista, coaching europeo de esencia no directiva, pero no importa. Lo más importante es que puedes ver las sesiones y las clases que hemos publicado y, si te gusta, nosotros te lo enseñamos. 

Puedes ver sesiones y clases reales en youtube y en la web coachingrealista.com

PARA SABER MÁS

Recibe información sobre técnicas de coaching realista, sesiones reales y clases online gratuitas.