Conseguir cliente de coaching en la primera cita

Si eres un coach emprendedor, si estás comenzando un negocio de coaching y tienes dudas sobre cómo afrontar tus primeras citas, en este artículo encontrarás consejos para conseguir clientes de coaching. 

Tal vez has ofrecido tus servicios de coaching por facebook, twitter o instagram y algunas personas han respondido exponiendo su interés en contactar contigo. Supongo que querrás hacer lo posible para conseguir clientes de coaching aprovechando estos contactos. 

Tal vez estés ahora en la tesitura de tener un primer contacto con un cliente de coaching y te estás preguntando ¿cómo debo comportarme en un primer contacto con un cliente de coaching para convertirlo en mi cliente de verdad?

Lo primero que tienes que tener claro para conseguir clientes de coaching es qué es lo que ofreces. Tienes que poder explicarlo de forma concisa y centrada en los resultados. ¿Tienes un elevator pitch? Si no lo tienes, deberías tenerlo. Algunos profesionales como emprendimientorealista.com pueden ayudarte a construir tu discurso breve de presentación de tu trabajo a personas interesadas y convertirlos en clientes de coaching. 

Si quieres que un nuevo coachee se quede prendado de ti y de tu trabajo en la primera conversación, debes comenzar por ser muy claro en la exposición de qué es lo que haces y luego cederle a él todo el espacio para que se exprese. Una buena primera sesión exploratoria con un cliente de coaching requiere que el coachee hable un 90% del tiempo. Que se sepa comprendido y que tú comiences a conocer sus inquietudes. Una persona que se siente a gusto contigo y que descubre cosas sobre sí mismo durante la sesión, seguramente querrá ser tu cliente de coaching.

Para esa primera sesión exploratoria, mi recomendación es que sólo avancéis en qué quiere conseguir el cliente o coachee, que lo ayudes a aclararse. Invierte sólo 2 minutos en explicar lo que haces y el resto del tiempo que hable él. 

Si eres un coach novato, si estás comenzado tus pasos como coach, si estás emprendiendo un negocio de coaching, te recomiendo que confíes en lo que haces y aceptes que no todos los clientes son los adecuados para tu servicio de coaching.

Mi consejo es que trates de ayudarlo a conocer sus inquietudes. Si lo que tu haces es lo que tu cliente de coaching quiere, el resto vendrá de la mano. No intentes vender, pero no tengas miedo ha hacerlo. Tu foco no es cerrar la venta, pero la venta será parte del proceso.

Permíteme que te ponga un ejemplo ajeno al mundo del coaching:

Imagínate que vas a un concesionario de coches y el vendedor te muestra uno que sabe que es bueno y, antes de ofrecértelo, demuestra auténtico interés en averiguar contigo si ese coche es el que quieres y necesitas. Es decir, no intentará venderlo a toda costa, pero sabe que el coche es bueno y quiere saber si, además, es bueno para ti. En una situación así, creo que el cliente se sentiría cómodo y receptivo. Si no es el coche que busca, no lo comprará pero seguramente recomiende el concesionario a sus amigos. Y si el coche sí es el que necesita, lo comprará con muca confianza.

En tu primera reunión con un coachee deberías ser 99% coach y 1% vendedor. Eso sí, es importante que, el poco tiempo que seas vendedor, lo seas de verdad, si dudar. Te recomiendo que tengas muy claro que lo que ofreces a tu cliente de coaching es muy bueno y que eso es independiente de si al cliente le gusta o no le gusta o si es lo que el cliente está buscando. 

Hay muchos productos y servicios en el mercado que son buenos y las personas no eligen siempre el mismo. Lo bueno no se vende siempre en todas las situaciones. Si tu cliente de coaching no contrata tu servicio puede ser por muchos motivos y circunstancias. 

Estos son mis consejos para convencer a un cliente de coaching. Son pautas para enfrentarte a la primera reunión con un cliente, si quieres saber cómo vender tu servicio de coaching, si quieres saber cómo es una sesión exploratoria de éxito, estos son mis consejos: 

  1. Ten muy claro qué vendes y hazlo de forma concisa y confiada. 
  2. Dedica la mayor parte del tiempo a interesarte por el cliente y conocerlo.
  3. Acompáñalo a averiguar cómo encajan sus necesidades con tu coaching.
  4. Se 1% vendedor sin dudar. 

Lo que yo hago en un primer contacto con un coachee o cliente de coaching es preguntarle qué es lo que busca. Cuando he comprendido qué necesita, me resulta mucho más fácil explicarle al cliente de coaching, en esta primera conversación, qué es lo que yo ofrezco de manera que encaje con lo que está buscando. 

Es decir, antes de explicarle mi servicio, averiguo para qué le puede servir y así la explicación es mucho más certera. 

Después tenemos una breve conversación con estilo de coaching. En mi caso, como aplico el método de Coaching Realista, me mantengo en lo que sería una etapa dos del método, indagando en sus intereses y su interpretación actual. No intento hacer una sesión de coaching, sólo avanzo en sus inquietudes y su punto de vista.

Estoy muy atento al tiempo y, cuando lo considero adecuado, le indico que debemos terminar la sesión exploratoria, le explico mi sistema de trabajo y le indico que, si quiere concertar la primera cita, podemos hacerlo en ese momento. Esto ya es cosa de cada coach, depende de como cada uno trabaje ofrecerá una cosa u otra. 

Un último consejo para tu primera entrevista con un coachee o cliente de coaching. Ten en cuenta que la relación de coaching requiere confianza. Si comienzas la relación con un proceso de venta forzado, se multiplican las posibilidades de fracaso del proceso.

Espero que estos consejos te hayan sido útiles. 

Si quieres que te ayude a desarrollar tu negocio de coaching, definir tus servicios, elaborar tu discurso de venta, etc... nos vemos en emprendimientorealista.com

Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.