¿Qué es coaching y ser coach?

¿Qué es coaching y ser coach?

Crees que sabes qué es el coaching? Aunque creas que sí, tal vez no lo sabes. Sí, es posible que creas que sabes qué es el coaching, pero tal vez no lo estés sabiendo y, si quieres ser un profesional del coaching, deberías saber qué es coaching para ti y para tus clientes.

Te propongo un experimento. Sal a la calle y pregunta a algunos desconocidos qué es un abogado y si tienen pensado contratar a uno en los próximos años. Luego pregúntales lo mismo sobre un electricista y sobre un coach. No hay muchos puntos de vista sobre qué es un electricista pero sí es muy diferente la opinión sobre qué es un coach. 

El coaching es un profesión no reglada, muy joven y que ha sufrido una gran expansión en los últimos años. Esto ha facilitado que no exista una definición unificada sobre qué es coaching. Aunque existan asociaciones y escuelas que lo definan, en la práctica, hay decenas de diferentes prácticas profesionales. 

Bajo la misma denominación de "coaching" y adscritas a las mismas asociaciones, decenas de escuelas de coaching otorgan los mismos certificados profesionales pero enseñan cosas muy diferentes. 

No me refiero sólo a la diferencia entre algunos tipos de coaching, como el coaching ejecutivo, personal, de vida, etc. Me refiero a que no hay un acuerdo real y práctico sobre la aplicación básica del coaching. 

Por estos motivos creo que, tú tal vez creas saber qué es coaching, pero tal  vez no lo sepas. Y a tus clientes les sucede igual, si los coaches y los clientes están de acuerdo en qué es coaching, se adivina una difícil relación entre coach y cliente. 

Si eres coach profesional y estás haciendo sesiones de coaching, es muy posible que te haya sucedido que un cliente esperaba de ti algo diferente a lo que le ofreciste.

Si cada persona definiera de forma diferente qué es una silla ¿podríamos decir que alguien sabe qué es una silla?

¿Qué fue el coaching?

La primera referencia bibliográfica sobre el proceso de coaching fue el libro de John Whitmore Coaching for Performance (que originalmente se publicó al español como Entrenando para el desempeño empresarial: Guía práctica para desarrollar sus propias habilidades, y en sus últimas ediciones se tituló Coaching: El método para mejorar el rendimiento de las personas.

Referencia https://www.internationalcoachingsociety.com/despidiendo-a-john-whitmore-1937-2017/

En ese libro, se habla del "coaching" como el método que puede utilizar un gerente para ayudar a sus empleados a lograr el máximo desempeño, sin dirigir sus pensamientos ni decisiones. 

Según la ICF (la asociación de coaching más grande del mundo):

El coaching profesional se fundamenta en una asociación con clientes en un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo que les inspira a maximizar su potencial personal y profesional.

ICF España: https://www.icf-es.com/mwsicf/sobreicf/definicion-coaching-icf-espana

Según ASESCO (Asociación Española de Coaching): 

Es una competencia que te ayuda a pensar diferente, a mejorar las comunicaciones que mantienes y profundizar en ti mismo.

Se podría decir que el coaching es el arte de trabajar con los demás para que ellos obtengan resultados fuera de lo común y mejoren su actuación. Es una actividad que genera nuevas posibilidades para la acción y permite resultados extraordinarios en el desempeño.

ASESCO: https://www.asescoaching.org/el-coaching/

El coaching nació, y aún se define, como un método que permite a un profesional, acompañar a un cliente a desarrollar su potencial, sin que el el coach lo dirija o le aporte conocimientos en general

Es decir, según las definiciones, el coach no debería transmitir información, enseñar, educar, motivar, animar, convencer, etc... pero ¿esto es así?

Acompañar es descubrir con el cliente, dirigir es guiar al cliente.  

En la práctica, el coaching no es lo que pretendió ser, porque ahora mismo, casi todas las prácticas de coaching que conozco, parecen más terapias, sugestión y motivación que acompañamiento no directivo.

Aunque las grandes asociaciones y las escuelas de coaching suelen decir que el coaching es acompañamiento en el que el coach no dirige sino que ayuda a que el cliente descubra. En un proceso de acompañamiento, el coach no debería guiar ni empujar al cliente, sino que debería ir a su lado descubriendo con él. Sin embargo, todas las prácticas de coaching que conozco aplican alguna (o varias) de estas técnicas:

  • Creencias limitantes: el coach identifica en el discurso del cliente las afirmaciones que considera que lo están limitando. Es un experto en reconocer afirmaciones (creencias) que no son ciertas, sólo son interpretaciones del coachee y el trabajo del coach es conseguir que el cliente las cambie. Por lo tanto, no es un modelo de acompañamiento, puesto que el coach es un experto en la vida del otro y decide qué creencias debe cambiar su cliente.
  • Distinciones: son dos puntos de vista similares pero que permiten dos formas diferentes de abordar una situación. Es el coach quien lo muestra, requiere que el coach haya aprendido este conocimiento y lo transmita al cliente. De nuevo no se puede considerar acompañamiento, porque el coach aporta conocimiento y guía, por lo tanto, no va al lado del cliente, sino delante de él para mostrarle el camino que debe seguir. 
  • PNL (Programación Neuro Lingüística): son decenas de técnicas que el coach debe aprender para utilizar con el coachee. Se aplican guiando al cliente a hacer ciertos ejercicios que lo ayudarán para superar situaciones. Inicialmente nació como una forma de modelar aptitudes, para que una persona lograr grandes desempeños al imitar a personas que eran maestros en esas acciones. Ahora, con PNL se tratan diferentes afecciones mentales como depresión, fobias, cambio de hábitos es incluso alergias. Es un proceso de re programación de la mente gracias a que el profesional aporta nuevas instrucciones mentales. Requiere que el profesional guie al cliente paso a paso y el profesional conoce el resultado final deseado. Creo que no es necesario que explique por qué no es un acompañamiento.
  • Motivación: el coach utiliza técnicas que sirven para que el cliente se motive y empodere. Se pueden utilizar recursos sencillos como el cambio intencionado del lenguaje del cliente y técnicas complejas como andar sobre brasas. En estos casos, el coach está empujando al cliente, está animándolo y dándole fuerzas. No es un acompañante, sino un jaleador. Si fuera un acompañamiento, el coach acompañaría a descubrir (junto con el cliente) si existe la motivación y aceptaría todos los resultados, incluso el de la no motivación. 
  • Terapias: el coach aplica métodos terapéuticos extraídos de la psicología, terapia Gestalt, psicoanálisis, etc... Ejemplos como la silla vacía, visualizaciones, y otras técnicas que el coach utiliza desde una posición de experto que quiere que el cliente llegue a un resultado esperado por el coach y deseado por el cliente.   

Así que tenemos una definición de coaching que lo describe como una técnica que permite al cliente desarrollar su potencial sin la dirección del coach, pero casi todos los estilos de coaching incluyen en su esencia el uso de técnicas directivas. 

Entonces ¿qué es coaching? ¿la definición es correcta y está mal aplicado? ¿o el coaching es lo que se está aplicando ahora mismo y hay que cambiar la definición? ¿o hay varias prácticas profesionales que deberían llamarse de forma diferente?

¿Qué es el coaching?

Según mi experiencia profesional como creador de la Escuela de Coaching Realista, la mayoría de mis alumnos son coaches formados en otras disciplinas que, al ver las demostraciones de coaching real que hemos hecho públicas, contactan con nosotros para aprender "eso que hacemos". Después de hablar con decenas (si no cientos) de coaches, mi conclusión es que, hay tantos estilos de coaching como escuelas.

Algunas escuelas enseñan técnicas terapéuticas como PNL o terapia Gestalt, otras enseñan técnicas lingüísticas, hipnosis, motivación, etc. Casi todas usan la misma definición de coaching, casi todas están dentro del paraguas de alguna gran asociación de coaching y pocas enseñan lo mismo que el resto.

El coaching, a día de hoy, en la mayoría de casos, es una práctica profesional pensada para el desarrollo personal del cliente, en la que cada coach utiliza diferentes técnicas para ayudar al cliente a ser su mejor versión, eliminando sus interpretaciones limitantes derivadas de una interpretación subjetiva de la realidad. 

Hoy en día, el coach trata de ayudar al cliente a ser la versión que el coach cree que el otro debe ser, eliminando las barreras mentales que el coach cree que el cliente tiene, que el coach cree que no son ciertas y que el coach cree que están limitando al cliente. 

El coach moderno, utiliza técnicas que buscan resultados concretos que el coach conoce y, por lo tanto, es un método directivo. Para que la práctica del coaching se mantuviera en su esencia inicial no directiva, todas las técnicas que emplea el coach deberían estar pensadas para obtener resultados inesperados para el propio coach. 

¿Qué es coaching realista?

Es un método de coaching mejorado que parte del concepto de coaching, tal y como creo que fue conceptualmente concebido por J. Whitmore y Timothy Gallwey y lo dota de método para convertirse en:

Un sistema de conversación que permite al cliente descubrir información sobre sí mismo y su entorno, sin que el coach conozca esa información. Es un método que permite al cliente descubrir por sí mismo recursos, motivación e información útiles para su desempeño personal y profesional.

Las técnicas que utiliza el coach están limitadas al proceso de búsqueda y no aportan contenido, información ni guía. Por eso se denomina coaching no directivo. Con este método, los descubrimientos del cliente son también descubrimientos para el coach. 

 

¿Qué es para ti el coaching? Puedes dejar tu comentario aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Un comentario en “¿Qué es coaching y ser coach?”

  1. Es un acompañamiento reflexivo con atención plena, observando el lenguaje corporal y verbal del coachee, crear un ambiente adecuado para que se exprese con plena confianza y pueda descubrir la inquietud, preocupación o problema mediante el diálogo con el coach. Así, podrá darse cuenta de las herramientas que tendrá que usar, con la predisposición y responsabilidad para conseguir sus metas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.